Prismaticos

Los prismaticos son un instrumento óptico que se utiliza para observar objetos que se encuentran lejos de nuestro alcance y obtener así mayor nivel de detalle. La luz pasa por los lentes que se encuentran en su interior, amplificando la imagen y corrigiendo su posición. A diferencia del telescopio, los prismaticos tienen la particularidad de recrear el efecto estereoscópico de la vista, con lo cual la experiencia es más natural y resulta más apropiado para contemplar objetos que se encuentran en movimiento.

Los prismaticos se clasifican según su capacidad de amplificar los objetos distantes. En las especificaciones técnicas de un determinado modelo de prismaticos nos encontramos con dos números, separados por una X, por ejemplo, 12×50. El primer número corresponde a la cantidad de veces que se amplifica la imagen, mientras que el segundo se relaciona con los milímetros de las lentes con las que cuenta, en este caso, lentes de 50 milímetros.

La sensibilidad de los prismaticos depende del uso que se le quiera dar a los mismos. Los de menos alcance, de 30X10, son los que se utilizan habitualmente con fines recreativos, para captar detalles en un escenario desde una platea alejada, por ejemplo, o en espectáculos al aire libre.

Para actividades de exploración se utilizan prismaticos de hasta 20X50. Un nivel de ampliación mayor a 20X requiere utilizar trípode, ya que la sensibilidad de la lente captará los movimientos naturales de la mano, trasmitiéndolos a la imagen. Los modelos de prismaticos más sofisticados cuentan con un estabilizador de la imagen.

Para el alquiler de catamaran ibiza siempre es bueno llevar un prismatico consigo ya que la isla tiene unos Paisajes preciosos.